Carrito de compra

0

Tu carrito de compras está vacío

Ve a la tienda

Un seguro antirrobo para tu motivación

By: :Javi Blanco Copywriter BomBag 0 Comentarios
Un seguro antirrobo para tu motivación

Dicen que lo más costoso de tener un coche de lujo no es comprarlo, si no mantenerlo. El coste de lo que consume para circular y su mantenimiento supera con creces el precio de compra del vehículo.

Curioso, ¿verdad?

Pues lo mismo sucede con tu cuerpo, solo que el combustible es la alimentación y el mantenimiento es el ejercicio que realizas cada día. Así que cuanto mejor te alimentes y más te muevas, mejor te sentirás y responderá tu cuerpo.

El único inconveniente es que el hambre es una necesidad biológica que necesitamos satisfacer cada día, mientras que las ganas de movernos, nos la roban tan a menudo, que cuesta horrores encontrarla.

Por eso hoy vamos a hablar de cómo evitar que nos roben la motivación para ponerte en forma. Prepárate, comenzamos.

 

Un castigo divino muy moderno

En la mitología griega existen varios castigos divinos que los Dioses imponían a los mortales que desafiaban su poder. Como el de Sísifo, condenado para toda la eternidad a empujar una roca enorme por la ladera empinada de una montaña, que siempre rodaba hacia abajo justo antes de llegar a la cima. Obligándole a empezar de cero, cada día. O el de Prometeo, que por llevarle el fuego del conocimiento a los mortales, fue encadenado por Zeus en la cima de una montaña, donde un águila le devoraba el hígado de día, mientras que cada noche se le regeneraba por arte de magia.

El que te voy a explicar ahora no es más que otro castigo divino pero actualizado a nuestros tiempos.

Seguro que te ha pasado: Estas motivado. Muy motivado. Tanto que se acerca el verano y ya sientes en tu cuerpo esa necesidad cíclica de ponerte en forma. Acabas de ver Rocky en la tele y casi estás apunto de ponerte a subir escaleras como un loco, cuando recuerdas que hay un gimnasio muy económico en tu barrio, al que te podrías apuntar.

¡Seguro que esta vez es diferente!
Llega el primer día de gimnasio y tardas veinte minutos en llegar y otros siete en cambiarte. Entras en la sala de Fitness y te encuentras con un ejército de máquinas que nadie te explica, que no sabes cómo funcionan, ni para qué sirven. Como es un gimnasio low cost, no hay ni siquiera un entrenador personal al que puedas preguntarle.

Usas un par de máquinas con prisas, porque hay gente (más fuerte que tu) esperando a que acabes. Haces un poco de cardio en otra máquina, porque has leído en Internet que es importante. Sudas un poco y para la ducha. Al llegar a casa te sientes un poco perdido por que no tienes muy claro qué has hecho, qué has ejercitado, ni qué es lo que harás mañana.

Y llega el segundo día.

¡Seguro que lo de ayer fue mala suerte!

Volvemos de nuevo: Taquilla, toalla, candado. Usamos alguna máquina que el día anterior estaba ocupada. Vemos grupos de gente que está mucho más fuerte, de lo que piensas que estarás jamás, y que no parecen muy amistosos.

Si eres chica, además, te sentirás observada. Cuando terminas vuelves a casa, pero sientes que te falta algo. Rebuscas preocupado por tu chaqueta y tu mochila. Pero lo que te falta no es el móvil, ni la cartera...

Es tu motivación. Y no es que la hayas perdido. Es que te la han robado.

Después de esta cíclica experiencia, te pasarás apuntado un par de meses más, por si acaso reaparece tu motivación y te borrarás al tercer mes, resignado a que el ejercicio no está hecho para ti.

Y eso no es todo.

Seguro que el año que viene repites este proceso, como uno de esos castigos divinos de los que hablábamos antes. Pero por suerte no vivimos en un cuento de la mitología griega y cómo solía decir Einstein: “Si quieres que te pasen cosas nuevas, no hagas siempre lo mismo”.

 

El esfuerzo sin conocimiento no sirve de nada

Cuando más disfrutamos de las actividades que realizamos es cuando sabemos lo que estamos haciendo y porque lo estamos haciendo. Piensa en cualquier actividad de la que disfrutes, da igual si es pádel, fútbol, senderismo o escalada, cuanto más practicas y sabes cómo hacerla, más reconfortante se vuelve practicarla.

Porque si no sabes...

  • ¿Qué ejercicio hacer?
  • ¿Para qué sirve ese ejercicio?
  • ¿Cómo realizarlo correctamente?

...es normal que descienda tu motivación.

Si por cada esfuerzo que realizas (como ir al gimnasio) lo único que recibes son barreras que merman tus ganas y convierten algo tan sencillo como ponerte en forma, en algo que parece física cuántica, ¿qué esperas que pase?

Una de las grandes figuras del estudio de la mente humana, Sigmund Freud, definía así la motivación: “la motivación es el vínculo que hace posible una acción en pos de satisfacer una necesidad” Traducción: Son tus ganas de hacer algo (acción) para conseguir otro algo (necesidad). No tiene más historia.

Existen decenas de publicaciones en Internet en las que encontrarás consejos (algunos gratis y muchos gratuitos) para aumentar tu motivación, entre los que se incluyen frases como cree en ti o visualiza tus objetivos. Y aunque llevar un registro de tus logros o encontrar a alguien con quién practicar ejercicio es estupendo para reforzar esas ganas de conseguir tus objetivos, ni siquiera los mejores consejos sirven de nada, si no sabes contestar estas dos preguntas:

¿Qué quieres conseguir? (o ¿Cuál es tu meta?) ¿Cómo conseguirlo? (o ¿Cuál es el plan?). La primera pregunta sólo la puedes responder tú. Para la segunda te ayudamos nosotros ;) Porque por experiencia propia ya sabes: el único fruto que trae el esfuerzo sin conocimiento es la frustración.

Sin fisuras, no hay plan

Entonces ¿BomBag me va a ayudar a tener más motivación? Nada nos gustaría más. Pero para que nuestra pequeña gran herramienta de Fitness eleve tus niveles de motivación, primero hay que empezar a usarla.

Por desgracia, la motivación no es un vaso de refresco que puedes rellenar a tu antojo, si no más bien una piscina de agua natural que se va llenando a su propio ritmo, en función de las cosas que leas, hagas o veas.

Lo único que realmente podemos hacer por ti y por tu motivación es lo que hacemos siempre: ser honestos contigo y proponerte retos y desafíos que te ayuden a alcanzar tus metas. Así es como se aumenta la motivación: demostrándote a ti mismo que eres capaz de conseguir lo que te propones.

Por eso te ofrecemos una herramienta dinámica, versátil y divertida con nuevos entrenamientos semanales, que se adaptan a tu nivel y que responden a esas tres preguntas clave:

  • ¿Qué entrenar?
  • ¿Cómo entrenar?
  • ¿Por qué entrenar?

El método de entrenamiento BomBag Training te permite conseguir tu objetivo de la manera más natural posible: con sudor y esfuerzo. Y sobretodo con un 0% de falsos atajos y promesas vacías, que sólo te hacen perder las ganas (y el dinero) al tercer día.

Así que si lo que quieres es ponerte en forma, pásate ya a BomBag y ponle un seguro antirrobo a tu motivación.

Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

Categorías : Blog

Dejar un comentario